Otra respuesta a la nota de R. Gagliano

Hola a todos!

Voy a presentarme:

Como bibliotecaria docente, bibliotecaria escolar, bibliotecaria profesional, profesora y licenciada en Letras siempre estuve vinculada en el ejercicio de mi profesión al ámbito educativo.

Hace 15 años que me desempeño como Jefe de Medios del CIE de Alte. Brown, reuní por años a los bibliotecarios de mi distrito para trabajar en proyectos comunes como la Expobiblio y “autocapacitarse” por medio de cursos, visitas e invitados que enriquezcan nuestra labor.

Fui capacitadora Aguapey en la Región 5 varios años y luego Referente Regional de la misma región trabajando en la gestión de la Lic. Claudia Bracchi en el CENDIE.

Conozco el trabajo de los bibliotecarios escolares de todos los niveles ya que durante muchos años los coordiné en proyectos de trabajo común, en capacitaciones, en reuniones “autoconvocadas” u “oficialmente convocadas”, realizando cursos, Jornadas, y el Primer Encuentro de Bibliotecarios y Estudiantes de la Región 5 en el ISFD Nº 35 que es el único de nuestra región que tiene la carrera de bibliotecología.

 Realmente me siento muy confundida y profundamente molesta por los conceptos vertidos en la nota por el Prof. Gagliano y no logro entender este doble mensaje que proporciona su gestión.  Leer el resto de esta entrada »

En respuesta a la nota de R. Gagliano sobre bibliotecarios escolares…

 A mí también me soprendieron las declaraciones de R. Gagliano, (publicadas en una nota en el diario “La Capital” de Mar del Plata),  porque como bibliotecarios hace tiempo que nuestra función es pedagógica, y somos parte del equipo docente de la escuela, no estamos fuera del mismo.

 No es simple ni fácil que alguien que se acostumbró a vincularse y relacionarse con cosas, aunque sean nobles como los libros, pase ahora a pensar sistemáticamente en términos de necesidades de personas…”  dijo Gagliano.  Justamente cuando cursamos la carrera, una de las primeras cosas que aprendemos es que estamos “para satisfacer las necesidades de los usuarios”, no para vincularnos con libros, o solo hacer una labor técnica…  Lo cual demuestra lo poco informado que se encuentra el director del CENDIE…
  
“No nos prepararon para esto, no sabíamos que esto era lo que efectivamente queremos que sea”. Es decir, las resistencias son normales para personas que han trabajado con mapas mentales que corresponden a otras décadas… “ dijo el Director. Según esto, Gagliano piensa que todos los bibliotecarios estudiamos hace décadas atrás, y no estamos actualizados. Nuestra profesión exige una actualización constante, cosa que a veces se ve obstaculizada al trabajar en una escuela, porque si la jornada de capacitación a la que deseamos concurrir no tiene número de resolución del Ministerio de Educación, podemos concurrir, pero nos descuentan el día…
 

 Por otro lado, el ministro se refiere a los recursos tecnológicos de la biblioteca, “si los tuviere”… Con esto coincido totalmente, ya que me desempeño en escuelas secundarias estatales, de zonas carenciadas, donde no poseemos recursos tecnológicos para ofrecer al servicio del usuario (tanto alumnos como docentes), tenemos muy poco material bibliográfico para satisfacer la demanda escolar, y ni siquiera contamos con un espacio propio para la biblioteca, carecemos de un espacio DIGNO que se pueda utilizar para realizar las tareas pedagógicas a las que el Director del CENDIE se refiere…

Atentamente,

 

                                MIRTA ISABEL SALAZAR 

                                                   
       Bibliotecóloga – Bibliotecaria de Instituciones Educativas
 

“Los bibliotecarios escolares son también educadores”

Para el nuevo titular del Cendie, Rafael Gagliano, los bibliotecarios deben rever sus funciones. Para eso propone algunas acciones.

“Los bibliotecarios son docentes”, aseguró el flamante director del Centro de Documentación e Información Educativa -Cendie- que depende de la Dirección General de Cultura y Educación, Rafael Gagliano, quien dijo que los encargados de las bibliotecas están en un período de “giro antropológico”. Esto -dijo-, implica que los bibliotecarios deben involucrarse en la labor educativa, hacer atractivos los recursos con que cuentan e involucrarse con los alumnos.
En diálogo con LA CAPITAL, Gagliano habló sobre la nueva labor de los bibliotecarios que por la mañana transmitió a una importante cantidad de ellos en la primera de cuatro jornadas de capacitación que organizó la Jefatura Distrital de Educación.
“Esta fue la primera de una serie de 4 reuniones tendientes a definir el rol, el perfil y la agenda de trabajo. Los bibliotecarios como docentes, educadores, no como técnicos puramente, sino como miembros plenos de la institución escolar en su condición de educadores”, aseguró el director del Cendie.
– Esto es muy importante porque la figura del bibliotecario se tiene como esa persona que sólo entrega libros…
– El sentido es que es una profesión y actividad orientada a personas en formación: niños, adolescentes y jóvenes. No es simple ni fácil que alguien que se acostumbró a vincularse y relacionarse con cosas, aunque sean nobles como los libros, pase ahora a pensar sistemáticamente en términos de necesidades de personas, deseos de personas, desarrollos cognitivos y afectivos vinculados a personas que usan los textos para esos desarrollos. Por eso para los bibliotecarios esto es un giro antropológico. Leer el resto de esta entrada »

Los libros no muerden, hablan

 Comprendido dentro del Plan Nacional de Lectura, en Villegas se realizó en 2009 el proyecto Villegas en Palabras. Como eje, la idea de que la lectura en voz alta promueve la atención en clase y la relación docente-alumno. Repercusiones favorables.

 En el marco del Plan Nacional de Lectura, el proyecto Villegas en Palabras, realizado entre mayo y diciembre de 2009 en 92 escuelas del municipio de General Villegas, en la provincia de Buenos Aires, tuvo como objetivo evaluar el impacto de las acciones que promueven la lectura en voz alta en el interior de las aulas. De los resultados que se desprenden de esta iniciativa, el 90 por ciento de los docentes afirmó que ese espacio compartido de lectura en voz alta ayudó a mejorar la atención de los chicos durante la clase y el 89 por ciento resaltó que creció la relación entre docente y alumno. Lo que se busca con este plan es que la lectura “sea una actividad central en las escuelas, sirva para recuperar el espacio y se convierta en un camino para la formación de lectores”, aseveró Margarita Eggers, la directora del Plan Nacional de Lectura. Leer el resto de esta entrada »

Afirman que leer en voz alta mejora el rendimiento escolar

Una experiencia en General Villegas certificó la influencia de la lectura en los chicos 

Cynthia Palacios
LA NACION

Nadie duda de los beneficios de la lectura en los chicos. Pero una investigación comprobó las ventajas de leer en voz alta: esta práctica incrementó la participación de los alumnos, mejoró su capacidad de concentración, la disciplina y la expresión oral y escrita.

El estudio “Villegas en Palabras” sobre lectura en voz alta, elaborado por el Plan Nacional de Lectura del Ministerio de Educación junto con el municipio de General Villegas, indagó los beneficios de esta experiencia a partir de más de 10.115 lecturas compartidas por docentes y alumnos en clase, lo que representa un promedio de 85 lecturas por día.  Leer el resto de esta entrada »

Bibliotecas escolares, a capa y espada

Son el verdadero corazón de las escuelas. Ojalá todas estuvieran nutridas y bien equipadas. Para la mayoría de los chicos son la vía privilegiada de apropiarse de las posibles lecturas del mundo. Se impone por eso defender su existencia y calidad.

 Por: Angela Pradelli   (ESCRITORA Y DOCENTE, PREMIO CLARIN DE NOVELA)

 Muchas veces me he preguntado por una definición posible de biblioteca escolar. Una definición que, como nos enseñó el filósofo Gastón Bachelard, pudiéramos abordar desde una poética del espacio. Cuáles serían las notas para esa definición si la pensáramos como signo; cuál es la intervención de su “cuerpo” en la vida de las escuelas, su articulación con los edificios dentro de los cuales funciona.

Sabemos que Borges se figuraba el paraíso bajo la especie de una biblioteca, pero ¿qué imagen construimos de las bibliotecas escolares los alumnos, los docentes, los padres, los escritores, los directores? Cómo observamos a ese organismo que algunos definen como el verdadero corazón de una escuela.  
Leer el resto de esta entrada »

Algunas reflexiones sobre la lectura y la escritura

 El texto que presento a continuación es una síntesis del documento La escuela lee más. Formando ciudadanos lectores y escritores hacia la sociedad del conocimiento. Guía de recursos para docentes de EGB de la Dirección General de Cultura y Educación del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires. En él se señala que el libro es una maravillosa herramienta que permite entrar en el mundo y leer la vida.

Lo importante es tener en cuenta que leer y escribir cobra sentido en nuestra vida – y en la de nuestros alumnos – cuando lo hacemos con un propósito determinado, utilizando diferentes estrategias que deben ser aprendidas a lo largo de toda la escolaridad. Leer el resto de esta entrada »