En respuesta a la nota de R. Gagliano sobre bibliotecarios escolares…

 A mí también me soprendieron las declaraciones de R. Gagliano, (publicadas en una nota en el diario “La Capital” de Mar del Plata),  porque como bibliotecarios hace tiempo que nuestra función es pedagógica, y somos parte del equipo docente de la escuela, no estamos fuera del mismo.

 No es simple ni fácil que alguien que se acostumbró a vincularse y relacionarse con cosas, aunque sean nobles como los libros, pase ahora a pensar sistemáticamente en términos de necesidades de personas…”  dijo Gagliano.  Justamente cuando cursamos la carrera, una de las primeras cosas que aprendemos es que estamos “para satisfacer las necesidades de los usuarios”, no para vincularnos con libros, o solo hacer una labor técnica…  Lo cual demuestra lo poco informado que se encuentra el director del CENDIE…
  
“No nos prepararon para esto, no sabíamos que esto era lo que efectivamente queremos que sea”. Es decir, las resistencias son normales para personas que han trabajado con mapas mentales que corresponden a otras décadas… “ dijo el Director. Según esto, Gagliano piensa que todos los bibliotecarios estudiamos hace décadas atrás, y no estamos actualizados. Nuestra profesión exige una actualización constante, cosa que a veces se ve obstaculizada al trabajar en una escuela, porque si la jornada de capacitación a la que deseamos concurrir no tiene número de resolución del Ministerio de Educación, podemos concurrir, pero nos descuentan el día…
 

 Por otro lado, el ministro se refiere a los recursos tecnológicos de la biblioteca, “si los tuviere”… Con esto coincido totalmente, ya que me desempeño en escuelas secundarias estatales, de zonas carenciadas, donde no poseemos recursos tecnológicos para ofrecer al servicio del usuario (tanto alumnos como docentes), tenemos muy poco material bibliográfico para satisfacer la demanda escolar, y ni siquiera contamos con un espacio propio para la biblioteca, carecemos de un espacio DIGNO que se pueda utilizar para realizar las tareas pedagógicas a las que el Director del CENDIE se refiere…

Atentamente,

 

                                MIRTA ISABEL SALAZAR 

                                                   
       Bibliotecóloga – Bibliotecaria de Instituciones Educativas
 
Anuncios

“Los bibliotecarios escolares son también educadores”

Para el nuevo titular del Cendie, Rafael Gagliano, los bibliotecarios deben rever sus funciones. Para eso propone algunas acciones.

“Los bibliotecarios son docentes”, aseguró el flamante director del Centro de Documentación e Información Educativa -Cendie- que depende de la Dirección General de Cultura y Educación, Rafael Gagliano, quien dijo que los encargados de las bibliotecas están en un período de “giro antropológico”. Esto -dijo-, implica que los bibliotecarios deben involucrarse en la labor educativa, hacer atractivos los recursos con que cuentan e involucrarse con los alumnos.
En diálogo con LA CAPITAL, Gagliano habló sobre la nueva labor de los bibliotecarios que por la mañana transmitió a una importante cantidad de ellos en la primera de cuatro jornadas de capacitación que organizó la Jefatura Distrital de Educación.
“Esta fue la primera de una serie de 4 reuniones tendientes a definir el rol, el perfil y la agenda de trabajo. Los bibliotecarios como docentes, educadores, no como técnicos puramente, sino como miembros plenos de la institución escolar en su condición de educadores”, aseguró el director del Cendie.
– Esto es muy importante porque la figura del bibliotecario se tiene como esa persona que sólo entrega libros…
– El sentido es que es una profesión y actividad orientada a personas en formación: niños, adolescentes y jóvenes. No es simple ni fácil que alguien que se acostumbró a vincularse y relacionarse con cosas, aunque sean nobles como los libros, pase ahora a pensar sistemáticamente en términos de necesidades de personas, deseos de personas, desarrollos cognitivos y afectivos vinculados a personas que usan los textos para esos desarrollos. Por eso para los bibliotecarios esto es un giro antropológico. Lee el resto de esta entrada »