Primeros pasos hacia el e-book de la industria editorial argentina

Un informe propone crear una plataforma conjunta donde ofrecer libros digitalizados

Laura Casanovas
LA NACION

Mientras que el libro digital ya reúne las miradas y preocupaciones del mercado editorial internacional, en nuestro país recién comienzan a vislumbrarse algunos debates e incipientes pasos del sector editorial hacia esta nueva modalidad.

En la Argentina, sólo el 5% de los libros producidos el año pasado tuvo un soporte distinto del papel y, a su vez, sólo el 12,6% de esa pequeña porción correspondió a libros digitales, según datos de la Cámara Argentina del Libro (CAL).

Países como Alemania, China y Estados Unidos lideran el proceso de digitalización, producción y distribución de los e-books. Y, en el último año, se aceleró en general la digitalización de contenidos y la aparición de plataformas que ofrecen libros digitales.

Mientras tanto, la CAL, que reúne a más de 500 editoriales, en su mayoría pequeñas y medianas, puso en funcionamiento una comisión dedicada especialmente al e-book y solicitó la realización de un estudio independiente sobre el estado de situación de las principales problemáticas vinculadas a la digitalización de los contenidos, a la evolución de su oferta y demanda, y a las modalidades de distribución. El informe, realizado por el doctor en Comunicación Social Roberto Igarza, que se presentará mañana en la Feria del Libro, a las 21 (en la sala Roberto Arlt), señala que “es notable la aceleración en la producción y distribución digital que se prevé para los próximos dos años”.

“La responsabilidad de la Cámara del Libro es buscar alternativas que permitan la inserción del sector en esta nueva modalidad de lectura y de oferta de contenidos”, dijo a LA NACION Carlos de Santos, presidente de la CAL. Agregó que se trata de “un proceso complejo en el que hay que asegurar que haya una oferta importante, lo cual se logra digitalizando una buena proporción de la oferta que tengan los editores argentinos y luego, o junto con eso, desarrollar una plataforma que se ocupe de mostrar y vender”.

 No más del 30 por ciento

El informe da, entre otros ejemplos, el de la plataforma alemana Libreka!, en la que para noviembre pasado participaban 600 librerías y 1200 editores. En la plataforma se ofrecen más de 14.000 e-books y cerca de 109.000 libros digitalizados. También consigna que, según algunos analistas, es probable que el e-book “no exceda en la próxima década el 30% del total del mercado, con diferencias notables entre segmentos sociales, subsectores (infantil, universitario) y géneros (ficción, no ficción)”.

En esta edición de la Feria del Libro porteña el e-book está ausente para los lectores. En tanto, hubo un seminario internacional, dentro de las jornadas profesionales, en el que se abordaron temas como la transformación al e-book, las nuevas formas de consumo cultural y el futuro del libro, los derechos del libro multimedia, entre otros.

También estuvieron en la Feria los directores de varias de las principales ferias del libro del mundo, quienes hablaron con LA NACION sobre la digitalización del libro y los cambios que trae. “Los clientes de un futuro bien próximo, o que ya tenemos, no sólo serán editores, sino también proveedores de aplicaciones, porque están cambiando los procesos”, comentó Marifé Boix García, vicepresidenta de la Feria del Libro de Fráncfort.

Roberta Chinni, quien preside la Feria del Libro de Bologna, opinó: “Es posible que algunas formas literarias se adapten mejor a los nuevos medios que otras. Estoy casi convencida de que la novela permanecerá en papel, mientras que las historias cortas, por ejemplo, podrán adaptarse bien a dispositivos como el iPhone”.

El año pasado, la Feria del Libro de Guadalajara dedicó su foro internacional de editores al e-book y a la digitalización como un tema del futuro próximo. “Pero sabemos muy bien que los problemas que tenemos que enfrentar en México son de otro perfil todavía. Estamos aún con la promoción de la lectura y hay muy poco acceso a los iPhone y a las iPads”, comentó David Unger, presidente de la feria mexicana.

Para Steve Rosato, director de la Bookexpo América, el cambio llevará a consumir cada vez más libros pero en distintos formatos. En el mismo sentido opinó Paulina Lin, de la Feria del Libro de Taipei, para quien las publicaciones digitales amplían las posibilidades de leer. ¿Podría desaparecer en algún momento el libro en papel? “Nunca”, fue la respuesta de Oliver Zille, director de la Feria de Leipzig.

 http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1261570

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: