Campaña contra el maltrato a los libros

Desde la Biblioteca Pública comenzamos una “Campaña contra el maltrato a los libros” en la que les mostraremos cómo han quedado arruinadas obras que nuestros usuarios llevan en préstamo.

Esta campaña se realizará en simultáneo, en la biblioteca y en la web… en donde expondremos las obras subrayadas, mutiladas, con notas marginales, etc…

¿Qué buscamos al mostrarlas? 

Que nuestra comunidad de usuarios tome conciencia…

*   del valor de los libros

*   que los libros son para todos y debemos cuidarlos para que otros puedan leerlos

*   que un libro subrayado condiciona la lectura

*   de la necesidad de respetar el cuidado de lo ajeno

¿Qué opinan ustedes, usuarios de diversas bibliotecas, sobre el motivo de estos hechos?

Publicado por Monica Jimenez Arrunategui

Fuente:  http://ogbsiuntumbes.blogspot.com/2010/03/campana-contra-el-maltrato-los-libros.html

Anuncios

EEUU: Con frecuencia, bibliotecas son refugio de indigentes

SAN FRANCISCO — Todos los días, cuando abre la biblioteca, John Banks está allí, esperando entrar. Encuentra un lugar y se queda hasta que cierra. Entonces se va en su silla de ruedas a la terminal de autobuses donde pasa la noche.

Como tantos otros indigentes que frecuentan la biblioteca, lo único que quiere Banks es un lugar donde sentarse en paz. No quiere hablar con nadie ni que le hablen. Si necesita ayuda, sabe lo que hay que hacer: llamar al trabajador social de la biblioteca.

La oficina principal de la Biblioteca Pública de San Francisco, donde cientos de indigentes pasan el día, es la primera del país que tiene un trabajador social a mano, según la Asociación de Bibliotecas de Estados Unidos (American Library Association, ALA). 

Lee el resto de esta entrada »

Bibliotecas escolares 2.0 para el desarrollo profesional docente

“La creación de una biblioteca profesional para el personal de la escuela puede ser un camino para que una comisión de maestros o el administrador estimulen el mejoramiento del desarrollo profesional. Si se establece un sistema de rotación de los nuevos materiales a medida que se incorporan a la biblioteca, de modo que cada miembro del cuerpo de maestros tenga la posibilidad de examinarlos y estudiarlos, esto puede conducir a mejorar los conocimientos del personal.”

Simpson,Ray H.. La autoevaluación del maestro. Buenos Aires: Paidós, 1967. pág., 66.

Leyendo este pasaje más que interesante se me ocurre que las bibliotecas escolares en la actualidad podrían tomar el rol de ser dinamizadores del conocimiento de todo el plantel docente desde un punto de vista de promoción de la cultura digital. Tomar el protagonismo en la web por los bibliotecarios y a partir de ahí fomentar la cultura participativa y abierta entre el plantel docente.

Los bibliotecarios escolares tienen en sus manos una oportunidad de crear “plataformas virtuales” por área donde los docentes se relacionen con material digital en línea sobre los aspectos de su profesión. Armar desde la biblioteca redes sociales con los profesores con los cuales intercambiar enlaces de la profesión. Por esto mismo el bibliotecario deberá a su vez establecerse como alfabetizador digital no solo de los alumnos, sino de esos usuarios docentes en esto de la cultura digital.

La biblioteca como líder de esta transformación, en pos no de almacenar y guardar el conocimiento didáctico, sino como protagonista en potenciar el acceso y estar al día en la formación en tiempo real de las modificaciones del conocimiento que estamos viviendo. Si de una vez por todas los bibliotecarios no asumen una relación directa con los docentes, seguirá por siempre el rol tradicional bibliotecario detrás de los estantes esperando la otra donación de libros del ministerio de educación.  Lee el resto de esta entrada »

El Banco del Libro anuncia los mejores libros para niños y jóvenes 2009

Como es costumbre cada año, el Banco de Libro hizo pública la lista de ganadores de “Los Mejores Libros para Niños y Jóvenes”, selección y muestra producto del trabajo de evaluación de libros que realiza la institución desde hace 29 años. Este año la lista de libros postulados para el premio llegó a 140.
 
Los mejores libros para niños

Para esta XXIX edición el jurado infantil, integrado por Agueda Mannarino, Javier Marichal, Cristina Molinati, Linsabel Noguera y Jufany Toledo, seleccionó los mejores 5 originales y 5 traducciones para niños, tomando en cuenta no sólo la calidad de las historias y de las ilustraciones sino los temas y sus abordajes, resultando ganadores en la categoría de originales: La merienda del señor verde, de Javier Sáez Castán (España. Ekaré, 2007), La noche es un tren, de Alejandro Sandoval Ávila con ilustraciones de Cristina Müller (España.Anaya, 2008), Sin los ojos, de Esteban Valentino con ilustraciones de Javier Zabala (España. SM, 2004), Tinguilitón, tinguilitón, compilación de Evelyn Torres e ilustraciones de Rosana Faría (Venezuela. Ediciones B, 2007), Trabalengüero, compilación de Valentín Rincón; Gilda Rincón y Cuca Serratos (México. Nostra, 2005). Lee el resto de esta entrada »

¿Por qué no hacer más bibliotecas para disminuir la violencia social y combatir la delincuencia en Argentina?

“En la ciudad donde había más asesinatos del mundo y hace unos seis años, Sergio Fajardo, alcalde de Medellín, Colombia, se preguntó de dónde salía la miseria, y detectó cinco barrios. La respuesta no fue más policías, no. ¿Sabes qué hizo?. En cada uno montó una maravillosa biblioteca, fantásticas escuelas y centros donde la gente aprendiera a montarse negocios. ¿Sabes cuánto invirtió en educación y cultura?. El 40 % del presupuesto. ¿sabes cuánto bajó la violencia en cuatro años?. Un cuarenta por ciento por año. A lo mejor, Buenos Aires necesita para el Bicentenario ocho grandes bibliotecas en el Conurbano. Pero no bibliotequitas, grandes bibliotecas donde la gente pueda ir a estar, hacer teatro, pintar, leer o hacer cursos. Porque la gente tiene autoestima. Hoy, en los barrios de Medellín, está orgullosa”.

Este es un fragmento que quiero destacar en una nota salida en la revista Ñ de hoy, hay una entrevista a Toni Puig Picart, experto en gestión cultural, expresó una idea que me llamó poderosamente la atención. ¿Por qué no las bibliotecas pueden tener un rol importante para disminuir la violencia, la brecha social, económica y cultural?. Puig se refiere a un caso concreto, a Medellín donde se subió el presupuesto en cultura para atender proyectos que traten de disminuir la violencia en sus barrios. El gobierno decidió apostar a proyectos de creación de bibliotecas, entre otras instituciones culturales y educativas.

En Argentina todavía no se ve, ni se vislumbra como política de Estado priorizar este tipo de proyectos. ¿Qué rol tenemos los bibliotecarios para que no se nos tenga en cuenta y hagamos de nuestras instituciones un lugar central de la cultura contemporánea?.

Para más información:
Red de Bibliotecas de Medellín
La transformación de Medellín: urbanismo social
Parques Biblioteca y Cultura del Emprendimiento en Medellín

Fuente:  http://tecnomareados.blogspot.com/2009/12/bibliotecas-para-combatir-la.html

LEY DEL LIBRO RESTRINGE EL ACCESO A LA INFORMACIÓN.

Propiedad intelectual, derechos de autor, y su incidencia en los servicios bibliotecarios

Instituto Nacional del Libro: Velar por las restricciones

“El libro, como libro, pertenece al autor, pero como pensamiento el libro pertenece –la palabra no es demasiado abarcativa– al género humano. Todas las inteligencias tienen derecho de acceder a ese pensamiento. Si uno de los dos derechos, el derecho del escritor y el derecho del espíritu humano, debiera ser sacrificado, debería ser el derecho del escritor, pues el interés público es nuestra mayor preocupación, y todos, lo declaro, deben estar antes que nosotros.”

Víctor Hugo, 1878.
Apertura del Congreso Literario Internacional  [1]

Criminalizados

GRACIAS, legisladores, artistas, prohombres de la cultura, por otra ley que criminalizará lectores. Por otra ley que servirá para reforzar el hostigamiento legal a sujetos tan peligrosos para los libros como son los investigadores, los bibliotecarios o los estudiantes.

Gracias por el “Instituto Nacional del Libro”, sólo faltaba eso, destinar dineros públicos a la producción de bienes monopolizados por privados: ser multado por fotocopiar el capítulo de un libro, 750 pesos; por copiarlo todo, 10.000 pesos; saber que uno mismo ha contribuído a financiar ese libro… no tiene precio.

Porque tal como lo indican las leyes por las que el futuro ente autárquico promete velar

“b) velar por el cumplimiento de la ley 25.446 y de todas aquellas normas que fomenten la producción y lectura del libro argentino;”

…actividades tan fraudulentas como: el acceso y manipulación de material bibliográfico requerido por los investigadores, el acceso a material de estudio por los estudiantes, o la preservación y difusión de libros por parte de las bibliotecas, entre otras varias inmoralidades semejantes que los lectores podrían acomenter contra los libros (y ni hablemos de compartirlos por P2P): son delito.

Y un delito grave, reprimido nada menos que con el código penal. No hay excepciones al monopolio comercial sobre las obras. Y tampoco se anda con ambiguedades en cuestiones «retrográficas»:

“h) proteger el libro de la reprografía ilegal y la falsificación editorial;”

No hay tu tía

Hace unos meses en el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, en la apertura de la Conferencia- Taller “El Acceso a la Información en el contexto de la Ley 11.723: Una mirada desde las bibliotecas” [2], donde participaban asociaciones de bibliotecarios (ACBJ, ABGRA), el Dr. Alejandro Tomás Butler señalaba de manera contundente:

“Agrego que a los problemas que se le presentan a las Bibliotecas […] no puedo dejar de mencionarles el principal escollo que involucra a todos los habitantes del país, porque ningún habitante legalmente debe, sin la autorización de los autores y de los editores, reproducir obras protegidas por Derechos de Autor ni total, ni parcialmente y sin importar el propósito patrimonial o extrapatrimonial perseguido, ya que el derecho de reproducción que se le reconoce a los autores esta concebido en términos de un monopolio legal absoluto, porque no admite excepciones de ningún tipo y con el agravante de que si lo hace, esa conducta queda tipificada como un delito penal.”

Y terminaba diciendo:

“En síntesis, en nuestro derecho no hay tu tía: el juez, el legislador, el funcionario, el docente, el investigador, el profesional, el estudiante, el intelectual si ha osado reproducir o reproduce sin autorización y aunque sea una hoja de una obra intelectual protegida ha delinquido o delinque.”

“Como verán esto raya con la estupidez humana, viola la Constitución nacional y los tratados de derechos humanos que reconocen el derecho de propiedad, pero no en términos absolutos y siempre concebido con un fin social.”

El “fomento” de la lectura

Por más que la ley de “fomento” del libro –ley por la cual el Instituto deberá velar– incluya artículos tan loables como “Promover el acceso igualitario al libro, bibliotecas públicas, populares, escolares, universitarias y sindicales” y otros tantos enunciados igual de vistosos, la cruda realidad ha marcado que tales nobles llamamientos al interés común lamentablemente son sólo letra muerta.

El lobby que impulsa esta clase de leyes persigue un objetivo central: la criminalizació n de todo aquel que se atreva a romper el monopolio. El objetivo de la 25.446 fue incorporar a los editores como sujetos legales con derecho a hacer demandas sobre los copiadores desobedientes, (hasta entonces, una prerrogativa exclusiva de los autores):

“ARTICULO 23. – El editor podrá perseguir civil y penalmente a quienes reproduzcan ilegítimamente su edición, pudiendo estar en juicio, incluso en acciones penales como querellante. Esta acción es independiente de la que le corresponde al autor.”

Y ampliar las herramientas represivas sobre las fotocopias:

“ARTICULO 29. – Quienes reproduzcan en forma facsimilar un libro o partes de él, sin autorización de su autor y de su editor, serán sancionados con multa de pesos setecientos cincuenta a diez mil.”

“En caso de reincidencia, la pena será de prisión de un mes a dos años. Estas sanciones se aplicarán aun cuando la reproducción sea reducida o ampliada y siempre que el hecho no constituya un delito más severamente penado.”

El corolario final con esta nueva ley, que ya tiene media sancion en diputados, es incorporar un nuevo agravante a los abusos cometidos por la 11.723 y la 25.446: los subsidios (o exenciones impositivas que es lo mismo).

En efecto la ley plantea una transferencia de recursos públicos a empresas privadas, y a cambio, en vez de exigir mayores garantías de acceso a los bienes que lo público estará contribuyendo a financiar, le otorga instituciones autárquicas que velarán entre otras cosas, por las restricciones al acceso. Lee el resto de esta entrada »

Los libros no muerden, hablan

 Comprendido dentro del Plan Nacional de Lectura, en Villegas se realizó en 2009 el proyecto Villegas en Palabras. Como eje, la idea de que la lectura en voz alta promueve la atención en clase y la relación docente-alumno. Repercusiones favorables.

 En el marco del Plan Nacional de Lectura, el proyecto Villegas en Palabras, realizado entre mayo y diciembre de 2009 en 92 escuelas del municipio de General Villegas, en la provincia de Buenos Aires, tuvo como objetivo evaluar el impacto de las acciones que promueven la lectura en voz alta en el interior de las aulas. De los resultados que se desprenden de esta iniciativa, el 90 por ciento de los docentes afirmó que ese espacio compartido de lectura en voz alta ayudó a mejorar la atención de los chicos durante la clase y el 89 por ciento resaltó que creció la relación entre docente y alumno. Lo que se busca con este plan es que la lectura “sea una actividad central en las escuelas, sirva para recuperar el espacio y se convierta en un camino para la formación de lectores”, aseveró Margarita Eggers, la directora del Plan Nacional de Lectura. Lee el resto de esta entrada »

Mr. Bean en una biblioteca

         Hay que tomarse las cosas con un poco de  humor…

VIDEO PUBLICITARIO EN UNA BIBLIOTECA

¿QUÉ OPINAS SOBRE ESTA PUBLICIDAD?

¿Crees que se hizo con intención de ofender a alguien, o animar a la rotura de libros?

Responde la encuesta. Podés añadir un comentario personal!

Muchas gracias

 

ENCUESTA

Primero ve el video. Luego responde la encuesta utilizando alguna de estas respuestas u otra que prefieras, dejando un comentario. Gracias!

1.- No es forma de comportarse en una biblioteca.

2.- Es una afrenta para los bibliotecarios.

3.- Incita a otros a romper o no cuidar los libros.

4.- Es original y creativa.

5.- Es agresiva e irritante.

6.- No me interesa.

 

Bibliotecas escolares, a capa y espada

Son el verdadero corazón de las escuelas. Ojalá todas estuvieran nutridas y bien equipadas. Para la mayoría de los chicos son la vía privilegiada de apropiarse de las posibles lecturas del mundo. Se impone por eso defender su existencia y calidad.

 Por: Angela Pradelli   (ESCRITORA Y DOCENTE, PREMIO CLARIN DE NOVELA)

 Muchas veces me he preguntado por una definición posible de biblioteca escolar. Una definición que, como nos enseñó el filósofo Gastón Bachelard, pudiéramos abordar desde una poética del espacio. Cuáles serían las notas para esa definición si la pensáramos como signo; cuál es la intervención de su “cuerpo” en la vida de las escuelas, su articulación con los edificios dentro de los cuales funciona.

Sabemos que Borges se figuraba el paraíso bajo la especie de una biblioteca, pero ¿qué imagen construimos de las bibliotecas escolares los alumnos, los docentes, los padres, los escritores, los directores? Cómo observamos a ese organismo que algunos definen como el verdadero corazón de una escuela.  
Lee el resto de esta entrada »

« Older entries