Paratextos

Uno de los aspectos más importantes de los libros suele ser también uno de los más abandonados y olvidados. Muchas personas leen y son capaces de dar cuenta de aspectos básicos de su lectura y del porque les ha llamado la atención. Sin embargo cuando se busca entablar dialogo acerca de autores y editoriales de literatura infantil, sobre todo, salen a relucir los nombres de siempre: Perrault, Grimm, Rafael Pombo, Tolstoi, Norma, Walt Disney…

No se trata de los bajos niveles de lectura ya que sucede incluso con personas que comparten constantemente libros con lectores en formación. El problema es de otro tipo. Se trata de lo que consideramos leer y, dentro de lo que leemos, a que le estamos brindando relevancia.

La importancia de los libros no radica sólo en las páginas interiores. La portada y la portadilla o las páginas finales tienen una información harto relevante que permiten al lector ubicar muchas veces las intenciones del autor. Hablamos de los paratextos.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

EEUU: Con frecuencia, bibliotecas son refugio de indigentes

SAN FRANCISCO — Todos los días, cuando abre la biblioteca, John Banks está allí, esperando entrar. Encuentra un lugar y se queda hasta que cierra. Entonces se va en su silla de ruedas a la terminal de autobuses donde pasa la noche.

Como tantos otros indigentes que frecuentan la biblioteca, lo único que quiere Banks es un lugar donde sentarse en paz. No quiere hablar con nadie ni que le hablen. Si necesita ayuda, sabe lo que hay que hacer: llamar al trabajador social de la biblioteca.

La oficina principal de la Biblioteca Pública de San Francisco, donde cientos de indigentes pasan el día, es la primera del país que tiene un trabajador social a mano, según la Asociación de Bibliotecas de Estados Unidos (American Library Association, ALA). 

Lee el resto de esta entrada »

Bibliotecas escolares 2.0 para el desarrollo profesional docente

“La creación de una biblioteca profesional para el personal de la escuela puede ser un camino para que una comisión de maestros o el administrador estimulen el mejoramiento del desarrollo profesional. Si se establece un sistema de rotación de los nuevos materiales a medida que se incorporan a la biblioteca, de modo que cada miembro del cuerpo de maestros tenga la posibilidad de examinarlos y estudiarlos, esto puede conducir a mejorar los conocimientos del personal.”

Simpson,Ray H.. La autoevaluación del maestro. Buenos Aires: Paidós, 1967. pág., 66.

Leyendo este pasaje más que interesante se me ocurre que las bibliotecas escolares en la actualidad podrían tomar el rol de ser dinamizadores del conocimiento de todo el plantel docente desde un punto de vista de promoción de la cultura digital. Tomar el protagonismo en la web por los bibliotecarios y a partir de ahí fomentar la cultura participativa y abierta entre el plantel docente.

Los bibliotecarios escolares tienen en sus manos una oportunidad de crear “plataformas virtuales” por área donde los docentes se relacionen con material digital en línea sobre los aspectos de su profesión. Armar desde la biblioteca redes sociales con los profesores con los cuales intercambiar enlaces de la profesión. Por esto mismo el bibliotecario deberá a su vez establecerse como alfabetizador digital no solo de los alumnos, sino de esos usuarios docentes en esto de la cultura digital.

La biblioteca como líder de esta transformación, en pos no de almacenar y guardar el conocimiento didáctico, sino como protagonista en potenciar el acceso y estar al día en la formación en tiempo real de las modificaciones del conocimiento que estamos viviendo. Si de una vez por todas los bibliotecarios no asumen una relación directa con los docentes, seguirá por siempre el rol tradicional bibliotecario detrás de los estantes esperando la otra donación de libros del ministerio de educación.  Lee el resto de esta entrada »