Aspectos a tener en cuenta durante la realización de la lectura en voz alta

1. Conozca el libro que va a leer. Conocer el libro permite un mejor fraseo, entonación, inflexión e interpretación del texto que se quiere dar a conocer.

2. Mire a los ojos a quienes les esté compartiendo la lectura. No hay que olvidar que leer es un acto comunicativo principalmente. La mirada refuerza los nexos de comunicación entre quien lee y quien escucha, transmitiendo al mismo tiempo una sensación de atención permanente.

3. Conozca los niveles lectores del auditorio. Leerles “Punto a Punto” a un grupo de niños preescolares o “Chiguiro” a un grupo de adolescentes puede convertirse en una labor contraproducente. Conocer el nivel lector del auditorio garantiza escoger con mayor tino las temáticas, contenidos y complejidad del texto a trabajar. Al tratarse de una lectura en voz alta sin embargo, se puede elegir un libro con un nivel de lectura más avanzado que el medio del auditorio, esto ayuda a conservar su interés.

4. La lectura no comienza ni termina en el libro. A medida que vaya realizando la lectura plantee preguntas y elabore cuestionamientos que favorezcan las lecturas intertextuales y críticas así como permita a quien escucha un momento para realizar sus preguntas, expresar sus dudas y plantear su propia interpretación del texto.

5. Presente el libro. Al igual que una persona un libro tiene un origen, fue realizado por alguien y publicado por una editorial. Conocer los elementos paratextuales brinda marcos de referencia que permiten la navegación posterior del lector en formación.

6. El libro más allá de los valores. Un libro no es sólo un elemento de transmisión de valores culturales ni formas correctas de comportamiento social. No reduzca la complejidad del lenguaje, las formas literarias ni la construcción de una trama y/o personajes a una situación moral.

7. No resuma el libro. No siempre los lectores en formación estarán dispuestos a escuchar. Es preferible en estos casos suspender una lectura que terminar el libro resumiéndolo. La angustia no es el mejor sentimiento para ser relacionado con la lectura.

8. Permita el acceso del lector al libro. Permitir que el lector en formación pueda retomar el libro posteriormente por su propia cuenta amplia los campos de significación que se le puede otorgar al texto al tiempo que mejora la familiaridad que se puede tener con el texto.

9. Acompañe la lectura en voz alta de lectura silenciosa sostenida. La lectura en voz alta acompañada de la lectura silenciosa sostenida es quizás el mejor sistema de mejorar la relación lector –texto. Permite que el lector en formación logre al mismo tiempo tener una relación más personal con los libros. De otro lado le permite explorar sus intereses de manera autónoma.

10. No sólo de cuentos vive el lector. Se pueden leer muchos tipos de textos (desde el instructivo hasta el lirico). Amplíele al lector en formación su universo lector.

Este decálogo (siempre se termina haciendo un decálogo) sólo constituye una mera guía a tener en cuenta en la realización de la lectura en voz alta. El mediador de lectura encontrará otras a su paso o encontrará ineficientes algunas de ellas. La experiencia siempre será la mejor consejera.

Publicado por Diego Fernando Marín en: http://lecturasparatodos.blogspot.com/2010/02/aspectos-tener-en-cuenta-durante-la.html

About these ads

2 comentarios


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 28 seguidores

%d personas les gusta esto: